Diseño Web

El diseño web es la rama del diseño gráfico orientada a la planificación, armado y modificación de sitio de internet. Al igual que todo diseño, éste requiere de la participación activa del cliente ya que se basa en el mismo principio de transformar creativamente las ideas del cliente en objetos gráficos. Para que esto no quede en palabras y pueda llevarse a cabo le presentamos ésta y la siguiente sección para que usted se adentre en los temas que serán tratados cuando esté en pleno desarrollo del proyecto web. En esta sección nos ocuparemos de presentar las tres características básicas de un sitio web. Hemos decidido enfocar la atención en el sitio, en el objeto de trabajo del diseño web, porque creemos que es así como usted podrá entender mejor la actividad en sí misma y además porque es el tema específico que a usted le compete. Es decir, a usted no le importa demasiado cómo trabaja un diseñador web cuando está solo frente a la computadora, a usted le interesa el objeto en el que está trabajado y que será entregado a su compañía.

Antes de presentar estas tres características nos parece oportuno hacer un breve diagrama de cómo se desarrolla un proyecto de diseño web. Aquí usted podrá apreciar los pasos que suelen darse desde el comienzo de la relación con el diseñador hasta su conclusión.

  1. Contacto con el diseñador. Aquí usted se pone en contacto con el diseñador o con la empresa de diseño y le indica a grandes rasgos qué es lo que desea. Ellos le harán una serie de preguntas necesarias para elaborar un presupuesto.
  2. Presentación del presupuesto. Se envía un presupuesto detallado con el costo de cada ítem. Si el cliente lo aprueba, el trabajo continúa. Generalmente, la aprobación del presupuesto significa el pago del 50% del total antes de comenzar el trabajo.
  3. Cita con el diseñador. En esta reunión el cliente y el diseñador hablan a fondo del proyecto, el diseñador ofrece algunas sugerencias y se ponen de acuerdo en qué es lo que se busca y cómo harán para crearlo.
  4. Boceto inicial. Cuando el sitio está constituido en su esencia es presentado al cliente para que apruebe o rechace el boceto o, en el mejor de los casos, para que indique qué partes prefiere cambiar y en qué sentido modificarlas.
  5. Boceto final. Luego de un tiempo de trabajo se presenta un boceto final (puede que ya está subido a internet para verificar su funcionamiento). Al ver el sitio online los clientes siempre encuentran cosas que quieren cambiar y es en este momento cuando se pautan esas cosas.
  6. Conclusión. Hechas las modificaciones, el diseñador informa al cliente que el sitio está online (evidentemente ha pasado por manos de un programador que lo ha hecho funcionar) y que el trabajo ha concluido. Se arregla la cuestión del pago final por el trabajo y listo. (Es muy probable que el cliente aún quiera cambiar cosas del sitio, según qué tipo de arreglo se haya hecho, estas modificaciones serán pagas o gratuitas).

Entonces, habiendo repasado esto, pasemos a hablar de las tres características antes mencionadas. El objetivo de estas descripciones no es ofrecerle un conocimiento enciclopédico sino darle herramientas de trabajo: sabiendo qué cosas es y no es un sitio web usted puede trabajarlo mejor y potenciar alguna de sus cualidades sobre otra a la vez que cuidar que todas ellas (en menor o mayor grado) se cumplan.

Interacción: ésta es la característica distintiva de un sitio web. Todo diseño tiene la capacidad de transmitir un mensaje desde el emisor hacia receptor, desde la empresa hacia el público pero no de posibilitar una respuesta. En cambio, el sitio web sí puede hacerlo. A través de su diseño gráfico el sitio envía un mensaje corporativo que interpela a los visitantes y genera emociones e inquietudes en ellos que podrán evacuar por medio de la sección de contacto. Desde esta sección (es decir que a través del MISMO medio por el que la información llega al usuario) el visitante puede hacer llegar sus duda, emociones, preguntas, dudas, comentarios, sugerencias, etc. a la empresa. El encargado del sitio corporativo recibirá estas inquietudes y las irá respondiendo de forma particular. De esta manera, se forma un vínculo entre la empresa y el público, se genera el diálogo entre ellos. Esta interacción es sumamente beneficiosa: el público se sentirá más cerca de la empresa y se inclinará a comprar sus productos antes que los de los competidores y además se hará una gran compilación de información sobre los gustos y preferencias del público. Esta información será de gran ayuda en una campaña de marketing que lleve adelante la empresa, aportará a la compañía un conocimiento excepcional sobre el comportamiento de los consumidores de su grupo meta.

Pero ésta no es la única interacción que existe. Si la anterior puede ser llamada usuario-empresa, bien podemos llamar a ésta “usuario-sitio”. En esta relación se da que el usuario no se relaciona con otro ser humano sino que interactúa con el sitio en sí mismo. Al recibir un volante en la vía pública sólo nos limitamos a leerlo de manera pasiva. Al visitar un buen sitio web podemos busca qué es lo que queremos saber y qué es lo que no nos interesa, la información no nos aborda sino que nos otros abordamos a la información. Así, el usuario interviene el sitio para que éste se acomode a él y no al revés. Esta forma de relacionarse con a información de la empresa predispone my bien a las personas ya que se sienten libre de informarse exclusivamente sobre lo que les interesa.

Presencia en el mercado: todo grupo meta utiliza internet. Hoy en día la expansión de este medio de comunicación ha llegado al punto de ser utilizado por un enorme porcentaje de la población de forma cotidiana. Así, tener un lugar en internet hace una gran diferencia a no tenerlo. Pero esto no es todo, no se trata sólo decir “tener un sitio es mejor que no tenerlo” ya que eso es obvio; lo importante es la forma en que se tiene un sitio en la Red. En primer lugar, el diseño. Un buen diseño, importante y sofisticado, versátil y moderno hace que cuando la gente conozca su empresa (a través de su sitio) la conozca así: versátil moderna y sofisticada. Es un punto de encuentro con el público donde el diseño impone rotundamente la imagen de la empresa: pequeñas empresas pueden aparecer como grandes y poderosas sólo con un ben diseño web. En segundo lugar, el posicionamiento. Estar bien ubicado en los motores de búsqueda (buscadores) como Google, Yahoo! y MSN no sólo será la clave para obtener visitas sino que también actúa a nivel publicitario. Que una persona busque algo y su empresa aparezca dentro de los primeros puestos le otorga un gran prestigio. La mayoría de las personas creen que si su página está en una buena posición es porque tiene muchas visitas o porque Google, por ejemplo, considera que es una buena página web. Nada de esto es cierto sino que el posicionamiento de un sitio responde a un trabajo de optimización llevado adelante por un experto SEO. No obstante, si el público lo cree, el beneficio está ahí.

Oficina virtual: con el paso del tiempo los edificios corporativos dejaron de ser el punto de referencia para el público, dejaron de ser el lugar al que la gente dirigía para relacionarse con la empresa y dejaron de ser el objeto en el que pensaban las personas cuando pensaban en una compañía. Ahora ese lugar lo ocupa el sitio web. Cuando una persona tiene una duda, quiere comprar algo, quiere conocer una empresa o dejarle comentarios se dirige directamente a su sitio web. El beneficio de estos es muy marcado para las pequeñas empresa que pueden tener un sitio web tan bueno como el del competidor más poderoso mientras que nunca podrías comprarse sus edificios dado que construir un edificio cuesta millones pero hacer un sitio web cuesta apenas unos miles.


Visita nuestras páginas amigas

designer pages

designers for hire

graphic design

marketing

affordable design service