Diseño de Logo

El logo es la imagen representativa de una empresa. A través de ella toda compañía marca claramente su identidad ante el público consumidor. Un logo se compone de ícono y tipografía o sólo de uno de ellos. A través del tiempo, el logo ha ido evolucionando hasta llegar al nivel de complejidad que presenta hoy en día en que su diseño es llevado adelante interdisciplinariamente con profesionales altamente capacitados para hacerlo. Veamos de qué manera nace el uso de una imagen como elemento representativo de un grupo humano y cómo evoluciona a través del tiempo para conocer mejor el elemento que estamos presentado.

En la época de las cavernas se utilizaban algún tipo de grabados o inscripciones simbólicas para identificar a un grupo determinado con una cueva determinada comenzando aquí la historia de la utilización de imágenes simbólicas para la representación de grupos o personas. Es sabido que los ejércitos desde siempre han utilizado estandartes, banderas, etc. con imágenes para representarse y para diferenciarse de sus enemigos en el campo de batalla. También las cortes han utilizado tradicionalmente una imagen representativa y garante. El “sello real” era un precinto que sellaba las cartas del rey que llevaba impreso un símbolo. Con esto se buscaba no sólo garantizar la inviolabilidad del sobre sino también autenticarlo con la inclusión de una imagen propia del rey. En la Edad Media, los artesanos y herreros comenzaron a forjar símbolos en sus producciones para identificarlas como propias. Esta práctica modificó la forma de adquirir productos dado que incorporaba un valor agregado a aquellos productos que tenían la garantía de haber sino producidos por una persona diestra. Con la llegada de la industrialización, el crecimiento del mercado y la aparición de tantas nuevas empresas, éstas se vieron obligadas a utilizar un logo corporativo que las identifique y diferencia de su competencia, siendo éste el uso más próximo del que hay evidencia de una imagen como representación comercial tal cual la conocemos ahora. Claro está que en ese entonces el logo no tenía la misma importancia que hoy en día en donde es un elemento que juega muchos roles y que es diseñado a través de enfoques interdisciplinarios que incluyen el diseño gráfico, la psicología, el mercadeo, etc. etc. etc.

Luego de esta breve reseña histórica dela evolución del logotipo haremos un lista de las tres características fundamentales del logo tal cual y como lo conocemos hoy. Estas cualidades deben ser siempre preservadas paraqué podamos hablar de un logo eficiente. No obstante, el interés en esto no es enciclopédico sino práctico: el conocer las tres características que debe mantener un logo no sólo le evitará problemas por elegir un diseño inadecuado sino que le permitirá intervenir en su diseño primando una características sobre otra para lograr un diseño que se adapte mejor a su empresa y a sus objetivos. Elegir potenciar una característica puede marca la diferencia entre n logo corriente y uno perfectamente indicado para su compañía.

Claridad: es absolutamente necesario que el logo de una empresa sea perfectamente claro y preciso, que no dé lugar a malos entendidos, que transmita con absoluta claridad el mensaje que la compañía quiere enviar al público consumidor y que la represente de forma cristalina. No es adecuando de ninguna manera un logo impresionante pero que no logra trasmitir un mensaje con claridad ya que de nada sirve tener un elemento extraordinario desde el punto de vista del diseño si éste no logra identificar a la empresa con una idea base a la que responde. Muchas veces se da el caso desagradable de tener que rechazar diseños impresionantes porque éstos no lograr ser lo suficientemente claros o porque están tan cargados de elementos internos que para descifrarlos hay que tratarlos como a acertijos. Y no se trata sólo de que el logo sea comprensible sino que lo sea rápidamente. No puede suceder que un logo sea descifrado luego de un esfuerzo por parte del consumidor: éste lo tiene que entender al mismo instante en que lo ve, el logo debe expulsar si significado inmediatamente al ser observado.

Capacidad para ser recordado: un logo es la imagen que representa a una empresa en sus productos, en su edificio, en los uniformes de los trabajadores, etc., es una imagen representativa en todo momento, incluso dentro de la psiquis delos consumidores, incluso en su mundo interno. Cuando las personas piensan en una empresa lo hacen a través de su logo, es como si el logo fuera el elemento material través del cual los consumidores pueden pensar la compañía: algo así como los conceptos son pensados a través de las palabras. Es por eso que es de sumo interés que el logo pueda ser recordado perfectamente ya que el logo que no se recuerda es igual a la empresa que no se puede pensar y, como vivimos en un mundo en que las empresas son apenas abstracciones, éstas sólo tienen vida si nos pensadas por los consumidores. Un logo puede ser atractivamente eficiente, gráficamente agradable pero si esto no se combina con la capacidad que presenta para ser recordado, de nada sirve.

Durabilidad: sería ridículo insistir tanto en que un logo debe ser capaz de recordarse si no ponemos en mismo énfasis en que debe ser durable. Esto quiere decir que un logo no es un elemento de diseño que pueda ser modificado con regularidad para atender a los cambios el mercado. Hay una constelación de elementos de diseño pertenecientes a identidad corporativa de una empresa que pueden ser modificados para adaptarse mejor a los cambios y tendencias del mercado, pero el logo no. El logo es un ancla que sostiene la tradición, los valores y objetivos de la empresa y modificarlo es borrar todo esto. Claro está que no es que se trate de un elemento ETERNO pero sí debe durar muchos años sin modificaciones substanciales. Por ejemplo, el logo de Coca Cola se mantuvo igual durante un siglo y sólo ha sido mínimamente modificado (con infinito cuidado) con el paso de las décadas. Véase cómo los elementos gráficos publicitarios sí se modificaron notoriamente con el paso del tiempo para adaptarse al mercado, pero se ha mantenido el logo como un bastión de la tradición de la empresa conservando su prestigio y confianza.

Estas tres características tiene que ser el punto de partida para todo logo: son necesarias para un logo eficaz. No obstante, el respeto excesivo no es bueno, hay que jugar con ellas, hay que reírse de ellas algunas veces, hay que lograr adaptarlas para que su logo sea el mejor y el más adecuado posible para su empresa y no jugar y reírse del logo de su empresa para que sea adecuado para estas características. La combinación de sus ideas y las del diseñador tiene que marcar el camino y tomar estos tres puntos sólo como marcas que hay que tener en cuenta al momento de diseñar algo correcto.


Visita nuestras páginas amigas

http://www.illustrance.com

http://www.logtechnology.com

graphic design

http://www.designhelponline.com

graphic design